Platicamos tanto…

Te sentí tan cerca, te sentí tan fuerte así como eras tú…

Eran tus ojos inconfundibles, era tu sonrisa…

No gaste un momento me abrasé a tu cuerpo hasta no ver la luz…

Por un instante sentí tenerte… para siempre…

Platicamos tanto de lo que sentimos de lo que extrañamos…

Que hasta olvidamos que volver a vernos solo fue un milagro…

Se fue la luna pero vino el sol, tan solo a recordarme que todo es incierto…

Que un día más debo vivir sin ti, que otra vez tengo que luchar con este miedo…

Y una vez más… voy a sacar las fuerzas… de mis sueños…

 

[Canción del grupo duelo, siempre pienso en ti cuando la escucho]

Platicamos tanto…

Perdonarse y perdonar.

Perdonarse… la primera acción más difícil que uno puede hacer, requiere tiempo mucho tiempo, requiere mucho sacrificio pero es lo mejor para uno, requiere mucho valor proyectado hacia ti mismo pero al final toda esa incertidumbre, toda esa  tormenta que tienes por dentro desaparece, se vuelve un día después de la lluvia y posteriormente un día soleado.

Perdonar… la segunda acción más difícil de hacer pero al mismo tiempo la más fácil, conservando la paz que tienes en tu interior, ya lo tienes todo para que salga bien… solo tienes que, primero que nada, sentirlo y después expresar con palabras “Te perdono”. Y toda esa tormenta que había entre las dos partes afectadas se tranquiliza  aunque no todo regresa a la normalidad, es un proceso de sanación que se ve fácil pero no lo es,

Son unas de las pruebas mas difíciles en esta vida,  hay que superarlas y aprender de cada una de ellas, porque aunque no lo queramos estas las  llevaremos hasta que nuestra existencia deje este mundo.

Perdonarse y perdonar.

Duele más un corazón roto que un tatuaje.

Afirmación: Duele un tatuaje, pero no es nada comparado con lo que pasó hace 7 meses, así que ni hacer gestos me hizo, todo esto fue con el propósito de aprender y avanzar en mi vida.

Todo sobre mi nuevo tatuaje, toda la belleza, el texto, los colores, las sombras y el dolor fueron para un proceso de sanación… La paloma (dedicada a Paloma Faith) significa mi ser, la herradura (dedicada a Amy Winehouse) significa mi suerte, las flores (dedicada a Florence Welch) significan que siempre hay algo hermoso que mostrar, las estrellas (dedicadas a mi padre, mi madre y mi hermana) significa que siempre los tendré presentes en todas las etapas de mi vida y la frase expresada: Trouble Passes & Beauty Remains, siempre la llevaré conmigo hasta que deje de existir en este mundo.

Le agradezco a mis musas que hace 7 meses me ayudaron a crear el bosquejo, a mis mejores amigos por estar ahí dándome apoyo  moral y agradezco profundamente a Gil (mi tatuador) por alzar  aun más la belleza de la imagen. 

 

 

Duele más un corazón roto que un tatuaje.

Un sueño muy peculiar.

28/02/16 Hoy lloré al despertar, pero esta vez no fue de tristeza, de desesperanza o de rabia… Hoy lloré porque supe que había sanado, me encontraba en aquel mundo tan basto y profundo como el mar, lleno de estrellas que son tan grandes como el universo pero tan pequeñas al mismo tiempo como una idea que puede consumir a una persona… En una de esas estrellas estaba en un jardín enorme, me encontraba plantando flores verdes, recuerdo muy bien ese color verdes acua, estaba tratando de volver a restablecer ese jardín que una vez fue bello y que meses atrás de había marchitado.. En este momento se veía hermoso, se sentía el calor del sol, después de meses de lluvia, de lodo, de humedad, de una sensación de perdida tan grande, sentía el olor de las plantas a mi alrededor, podía ver en la hermosura de ese jardín otra vez… Y repentinamente pare lo que estaba haciendo al ver a alguien era muy pequeño a los lejos, era un niño, me acerque para ver quién era esa pequeña figura, se veía como perdido. Camine entre un camino de bellas flores y distingui ¡ERA YO! Bueno, era una versión mas joven de mi, estaba vestido con playera verde, short de mezclilla azul y el mismo peinado el cual era la viva imagen de mi foto que se encuentra en la sala de mi casa cuando tenía 7 años, justo antes de entrar a la escuela primaria… Le pregunté -¿que haces aquí bebé? – sentía que no podía decirle quien era yo, ni que estaba haciendo, sino algo malo pasaría, lo único que hizo la pequeña versión de mi fue verme con rareza… Esa misma expresión de levantar la ceja derecha y expresar con el rostro sin decir ninguna palabra “¿quien eres tu?”, lo único que pude hacer fue apuntarme a mi con una expresión de “reconoceme, sabes quién soy” y después apuntarlo a el sin decir ninguna palabra sólo expresar en mi rostro la idea de “sabes la respuesta”. A lo cual mi pequeña versión se le humedeció la mirada y comenzó a llorar… No era un llamado de pena o aflicción, era un llanto de alegría y paz, como cuando te liberas de algo muy pesado que llevabas sobre ti… Lo único que pude hacer fue incarme a su altura, abrazarlo y empezar a llorar con el diciendo las últimas palabras de ese gran sueño: “Esta bien, no te preocupes… Todo va a estar bien, ya no llores, vamos a caminar” y después despertar y darme cuenta que mis mejillas estaban húmedas….

Un sueño muy peculiar.

Título.

No es que se este roto el hilo de lo que fuimos, de nuestra amistad, simplemente lo perdí no lo encuentro, no sé donde esta. Me da rabia, me siento mal, me siento impotente. Se que pronto estaremos bien (o yo lo estaré) pero eso sí, rezo todas las noches por tu bien, porque estés lleno de cariño, alegrías y estés protegido por el gran señor que nos ve desde el cielo. Te amo.  

Título.

Lo que la vida se lleva.

Es curioso como la vida se lleva y te trae cosas, es igual que las olas que genera el mar… a veces es tan inesperado e inhóspito como un maremoto o una tormenta que lo puede destruir todo o tan suave, bello y delicado como la vista de una paradisíaca playa, y como dijo un gran amigo “Al mar hay que tenerle respeto” así lo debes de ser con la vida y aceptar todo lo que venga de ella.

-El problema radica cuando la vida te arranca cosas de las que tu no te quieres despegar  y lo hace tan dolorosamente que no sabes como reaccionar-

IMG_20160206_134635015.jpg

Lo que la vida se lleva.